Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2011

Unamuno.

Imagen
El 31 de diciembre de 1936 muere en Salamanca Miguel de Unamuno. Solo quiero recordarle con dos citas suyas: 1.- "El que tiene fe en sí mismo no necesita que los demás crean en él." 2.- Fue uno de los grandes incomprendidos en España, por eso la siguiente cita: “No, no soy fascista ni bolchevique; soy un solitario.”
Mi pequeño homenaje personal a este hombre.

“¿Qué es tu vida, alma mía?, ¿cuál tu pago?, ¡lluvia en el lago! ¿Qué es tu vida, alma mía, tu costumbre? ¡viento en la cumbre! ¿Cómo tu vida, mi alma, se renueva?, ¡sombra en la cueva!, ¡lluvia en el lago!, ¡viento en la cumbre!, ¡sombra en la cueva! Lágrimas es la lluvia desde el cielo, y es el viento sollozo sin partida, pesar, la sombra sin ningún consuelo, y lluvia y viento y sombra hacen la vida.” Miguel de Unamuno.


Sigue tu camino.

Mil estrellas valen un sueño y mil sueños un camino. algunos rotos, otros fallidos. Sigue tu camino caminante aunque tu sino sea el camino. Sigue tu camino caminante recuerda los perdidos y que la vida es un camino. MN

Y la palabra se hizo carne.

Y la palabra se hizo carne y acampó entre nosotros. La palabra se hizo nombre para llamar a cada cual tal como es, sin tapujos ni mentiras, sin veleidades ni hipocresías, al poderoso tirano, al sencillo humilde, a lo bueno bien, a lo malo mal. La palabra se encarnó en el verbo derramándose sobre nuestros corazones para reaccionar en el mundo; porque el verbo es acción y no quietud, de esta manera nos enseñó el significado de amar, perdonar, luchar, reír, sufrir, en definitiva vivir a pesar de los demás, con los demás y para los demás. La palabra se hizo adjetivo para calificar cada cosa conforme su rango y características desprendiéndose así la maravilla del universo y su entorno, la gratitud por lo eterno, el desprecio por lo mezquino.                 Que las palabras sean luz y no oscuridad para los necesitados y que llenen tu interior dando frutos en abundancia.

No busques, vive.

No desesperes por desconfianza, muestra tu fe y descubrirás la fe. No exijas amistad, regala amistad y recibirás amistad. No mueras en desamor, revive el amor y tendrás amor. No sueñes con escribir, escribe y serás escritor. No busques otras vidas, vive la vida y hallarás vida. No creas en utopías, encarna ideales y serás ideal. M.N.
Cesar descubrió 
en los ojos del traidor
el cruel brillo de la daga
envenenada con envidia
y temor.


Imagen

A Jose Luis Victoria y Editorial Hades

Gracias por tu invitación a la editorial. Espero que funcione y me alegra el hecho de que seáis independientes. Tengo que contarte que desde que finalicé y registré mi novela “La Corona de Uganda”, trama de novela negra con triángulo amoroso, estoy un poco harto de agentes literarios y editoriales. Remití un estudio, con tres capítulos a 38 agentes de los cuales tan sólo dos se mostraron interesados. Esos dos son de peso en el mundillo del libro y guiados por un loable espíritu de profesionalidad se dignaron a solicitarme la novela íntegra. Los otros, o no contestaron, o lo hicieron con amables palabras de que estaban saturados, buscaban literatura juvenil, romántica, que de momento no podían hacerse cargo de ninguna publicación. Es decir con variopintas respuestas que delataban no haber leído ni una sola página de lo que les remití. Curiosamente no sabían de qué trataba la línea argumental. Por cierto, uno de los últimos fue contestado con un e mail mío en el cual, con palabras amabl…

sobre la religión

La religión, sea la que sea, anglicana, budista, judaica, católica, es necesaria por encontrarse fuertemente vinculada al carácter existencial de la dimensión humana. La intercomunicación del individuo con la creación le libera de las ataduras materiales hacia la trascendencia de la luz. Esa interiorización renueva las fuerzas para regresar a un entorno en ocasiones demasiado hostil. Mención a parte consiste en determinar cuál es la religión verdadera, aunque como dijo Jesús:”el que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. No entraré en el tema, la cuestión es la necesidad de la perspectiva espiritual en una dimensión humana integral. La enfermedad, el caos, la pobreza, la corrupción maltratan degradando de forma sistemática a la persona bajo infinidad de situaciones, algunas imperceptibles, y solo es posible un enfrentamiento real a los problemas previo su análisis espiritual, después vendrá la respuesta material.            La reflexión y el recogimiento interior pueden ser n…

Etiquetas

Mostrar más