Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2011

Un poema

Si tienes un sueño, sueña, Si tienes un amor, ama, Si tienes una vida, lucha. Sueña, ama, rie, y no tengas miedo a la muerte que ella siempre sonrie. 
Miguel Navarro

Soneto de Góngora

Imagen
El Conde mi señor se fue a Napóles; el Duque mi señor se fue a Francia: príncipes, buen viaje, que este día pesadumbre daré a unos caracoles.
Como sobran tan doctos españoles, a ninguno ofrecí la Musa mía; a un pobre albergue sí, de Andalucía, que ha resistido a grandes, digo Soles.
Con pocos libros libres (libres digo de expurgaciones) paso y me paseo, ya que el tiempo me pasa como higo.
No espero, en mi verdad, lo que no creo; espero en mi conciencia lo que sigo: mi salvación, que es lo que más deseo.”
Luis de Góngora y Argote Nota: los acentos según el original.


Salto al vacío

Salto al vacío y la nada me devora entre tanto hastío que sale cada mañana.
Voy tranquilo si tu mano me acompaña, si tus palabras se posan en mi boca, si tus versos rompen las telas del eco que enmarañan.
Ellos en sus trajes grises, de negras arañas, dicen que no pasa nada. Y mientras tanto aquí sigo solo, saltando cada mañana. Miguel Navarro

Cambio sueños fugaces

Cambio sueños fugaces,
miradas cristalinas,
por el azul de mares
ignotos y lejanos
donde todos los hombres
ganaran su libertad
con la palabra lealtad.

Un nuevo mundo clama
por salir adelante
entre tanta miseria
mezquina y rimbombante.

Lejos de este lodazal
lejos de estos lugares
nacerán renovados
tu más puros ideales,
aquellos olvidados,
algunos perseguidos,
varios abandonados
en curvas de caminos.

Acógete con fuerza
a tu Dios verdadero,
rellena la mochila
con un amor sincero,
recorre los caminos
sin caer una lagrima
o bien salta sin miedo
atravesando el azul
del cielo.

Recuerdos de lluvia y cierzo. - Pequeña reseña literaria.

Imagen
El pasado sábado 14 de mayo, Valencia recibió a uno de los mejores escritores independientes del panorama literario contemporáneo. Escribo los conceptos que en justicia le corresponden al turolense, afincado en Madrid, Ángel Utrillas.    Tuve el honor de poder asistir a la presentación de su recién publicado libro Recuerdos de lluvia y cierzo. La intervención, estupenda y emotiva, de la poetisa Ana María Arroyo, nos situó en el contexto de este contador de historias, cómo a él mismo le gusta llamarse, desde sus primeros pasos hasta la actualidad. Hizo un repaso desde “Silbando en la oscuridad" (Alfasur 2007), pasando por "Tiempo de cerezas"" (Alfasur 2008), "La profecía del silencio" (Alfasur 2010) y "Recuerdos de lluvia y cierzo" (Bohodón Ediciones 2011)    A continuación nos dirigió unas palabras el padre de la criatura. “Recuerdos de lluvia y cierzo” es un conjunto de relatos donde se entremezclan historias procedentes tanto de sus recuerdos…

Un soneto a la sonrisa

Imagen
La vida necesita una sonrisa que rompa la cara de la tristeza y devuelva al mundo la belleza con el dulce respirar de su brisa.
Puede ser pequeña, coqueta, lisa, franca, espontánea, llena de viveza más siempre rebosante de franqueza, cuando surge natural y sin prisa.
Empieza poco a poco y es contagiosa embriagando a todos de un sentimiento repleto de paz y calma dichosa.
Deja volar libres tus pensamientos  para que así surja la flor hermosa del amor puro sin resentimientos.


El escritor y las palabras

Imagen
Cualquier escritor ama dos cosas fundamentales con un destino común: las palabras, peligrosas por sí mismas, y los libros, explosivos aún sin premeditación.  Palabras como amor, paz, libertad, orden, justicia, Dios, hipocresía, suelen ser molestas para los gobernantes y los libros, el sabor de un alma, el conjunto de obras de un autor, la evolución personal, la historia de la literatura, son material demasiado peligroso para esas mismas personas. El destino común es que nadie escribe para las rocas, las plantas o los animales. El objetivo de las palabras en su conjunto es el ser humano en toda su grandeza y miseria, las cosas pequeñas de la vida, los ideales más sublimes. Puedo escribir para los demás o bien para mi mismo, pero siempre habrá un destino para mi mensaje. Un sistema, por esencia, pretende encauzar la vida de sus súbditos bajo la doble perspectiva de mantener las estructuras de poder y evitar un enfrentamiento entre sus grupos que pueda desestabilizar el orden establecido. …

El puente de la Aparición

Imagen
Todo comenzó una fría noche de mediados de noviembre. Regresaba a casa cuando sin saber cómo ni por qué mis pies me guiaron por la alameda hacia el puente de la Aparición. Antaño debió ser una de las arterias principales de la ciudad. Construido sobre tres arcadas, en uno de sus extremos se alza la imagen soberana de la Inmaculada Concepción. Según cuentan fue en ese lugar donde la Virgen apareció a unos campesinos para librarles de la peste. Recuerdo cómo la luna se reflejaba caprichosamente en la corriente. En uno de esos reflejos me pareció distinguir la silueta de una mujer reclinada en el centro del puente. Por unos instantes pensé que estaba a punto de cometer cualquier locura. Conforme me acercaba a ella pude divisar con mayor claridad la blancura de su piel, su nariz respingona y coqueta, la barbilla alargada, cabello castaño con un flequillo que ocultaba parte de la frente y sus cejas arqueadas y separadas en una simetría casi virginal. En cierta medida me recordaba a l…

Etiquetas

Mostrar más