Los idus de la crisis.


Los idus de Marzo presagian malos augurios para el próximo año 2013. Un estudio comparativo de Cervantes y Shakespeare, publicado en 1954 por Nicolás González Ruiz, en Editorial Cervantes, señalaba, entre otras muchas cosas, que existe una diferencia fundamental entre ambos escritores pues la creación del de Stratford es como un inmenso alarde de juventud, mientras que la de Cervantes acoge una riquísima madurez. Es la característica de dos concepciones vitales enfrentadas: en la España de Felipe II encontramos la cautela de un viejo imperio mientras que en la Inglaterra de Isabel I predomina la ambición de la juventud.
Esa cautela corre el riesgo de acabar transformándose en pasividad, indolencia, inercia, quietud, inacción. Así nos va en la sociedad que vivimos donde nada esperamos y poco confiamos en un futuro nada halagüeño. Si a las tristezas cotidianas de estas fechas, algunas tal vez recientes, por la ausencia de los que ya partieron, añadimos el temor por lo que se avecina, la sangre se hiela en las venas sobrecogiendo el corazón.
Sabios vendrán para buscar soluciones, mientras que tú, en tu sillón si lo tienes, te encierras en la negrura de la imposibilidad por salir adelante. Puede que tengas razón, pero debes concederme la licencia de tenerla yo también cuando afirmo que nadie vendrá a salvarte. Esos sabios, elucubrarán tratados de salidas a corto, medio o largo plazo, mas ninguno de ellos llenará tu mesa.
Esa es la diferencia que deseo subrayar en este texto, la diferencia del que ambiciona algo o del que permanece impasible esperando que llueva café. El que todo tiene, todo teme, pero el que nada le queda, todo lo espera. Salir de la crisis está en tus manos, en tu corazón, en tu alma. No hablo de la crisis global, ni la nacional, ni la local, para esas ya hay duendes, filibusteros y gamusinos, pues quizás la crisis seas tú mismo.
Los enemigos son poderosos y corremos el riesgo de pensar como aquel que ante la Armada Invencible exclamó el célebre “no vine a luchar contra los elementos”. Surgen de inmediato pensamientos negativos acechando en la sombra de cualquier esquina, impuesto, o falta de consumo. Pero ¿quieres consumir o salir adelante?
En estas fechas tan señaladas podríamos recordar aquello de que el Verbo se hizo carne. Verbo implica acción, movimiento, esfuerzo. Si te quedas parado avísame para abrir el ataúd. ¿Te has quedado sin trabajo? Busca otro. ¿No hay trabajo? Créalo. ¿En qué rincón del alma escondiste aquello que se llamaba imaginación? Hoy, más que ayer y menos que mañana, hace falta imaginación. Sal a pelear que la batalla está a punto de empezar.
Aquí tocamos un factor esencialmente cultural. La imaginación no es algo que se favorezca por la economía, nada más lejos de la realidad. La capacidad de imaginar está en la sangre, es una entelequia inmaterial que podrás considerar espiritual, mental o psicológica. Allí donde se encuentre tu imaginación se centrará tu corazón. Si de verdad eres capaz de imaginar serás capaz de crear y la creación implica salir, por necesidad, adelante.
Puestos en términos anglosajones me remito a cierta película americana (poco importan las nacionalidades a una verdad), creo recordar Rocky 4, donde el entrenador ayuda a Balboa mostrando cuál es la diferencia entre un perdedor y un ganador. Quien tenga esa mirada del tigre, hambriento, con sed de superación, será quien determine el combate. 
Lucha por tus ideales, sean cuales sean, y levántalos en el estandarte del combate, que si caes nadie diga que fue por cobardía. Solo el que combate puede ganar la batalla, el que cede está perdido antes de empezar. Enfréntate al contrario, al paro, a la pobreza, a la pérdida de fe, con el ánimo dispuesto a conquistar las estrellas, pues estas iluminan tu camino y el de los tuyos. Si no luchas por ti piensa que siempre queda alguien que te sigue, alguien que podrás descubrir, o no, según las miopías de tu alma. Ellos merecen al menos que lo intentes. No importe caer en el fragor de la batalla, pues polvo somos y al polvo volveremos. Adelante, icemos nuestros aceros toledanos despachando a gusto mandobles a tanto pensamiento cretino y soez, cobarde y mediocre. 

La Corona de Uganda en América


Seguimos avanzando.

Enlace de Costa Rica que permite adquirirlo en Miami (United States), Panama, México, Guatemala y por supuesto Costa Rica.



También en Colombia en la siguiente dirección de Libreria Nacional:


Y otro enlace:

Opiniones


La vida es un eterno presente producto de la grandeza de tus obras o relegado por la mediocridad de tu cobardía. M.N.

Avanzando posiciones

Dice el poeta, caminante no hay camino se hace camino al andar.
Así, poco a poco, vamos avanzando posiciones, coronando nuevos territorios.

Papelería Agora
Betxi (Castelllón)


Sabater
Vall d'Alba (Castellón)

                                                         
                                                               Junto a otros Best Sellers


Un buen regalo para estas fiestas.

Poema Al Nacimiento De Cristo Nuestro Señor de Luis de Góngora


Caído se le ha un Clavel
Hoy a la Aurora del seno:
¡Qué glorioso que está el heno,
Porque ha caído sobre él!

Cuando el silencio tenía
Todas las cosas del suelo,
Y, coronada del yelo,
Reinaba la noche fría,
En medio la monarquía
De tiniebla tan cruel,

Caído se le ha un Clavel
Hoy a la Aurora del seno:
¡Qué glorioso que está el heno,
Porque ha caído sobre él!

De un solo Clavel ceñida,
La Virgen, Aurora bella,
Al mundo se lo dio, y ella
Quedó cual antes florida;
A la púrpura caída
Solo fue el heno fïel.

Caído se le ha un Clavel
Hoy a la Aurora del seno:
¡Qué glorioso que está el heno,
Porque ha caído sobre él!

El heno, pues, que fue dino,
A pesar de tantas nieves,
De ver en sus brazos leves
Este rosicler divino
Para su lecho fue lino,
Oro para su dosel.

Caído se le ha un Clavel
Hoy a la Aurora del seno:
¡Qué glorioso que está el heno,
Porque ha caído sobre él!

Mensaje Navideño del Rey.


Para Aristóteles lo que caracteriza al régimen político es lo que caracteriza la clase de hombres que lo gobiernan. Por tanto, con independencia de República o Monarquía, Democracia o Tiranía, son los seres humanos que dirigen los destinos colectivos quienes caracterizarán el sistema que los gobierna. Un sistema corrupto lo será en tanto y cuanto quienes lo dirijan estén implicados en asuntos diferentes a los de cumplir con su vocación de servicio a la comunidad, o bien porque tal vez se encuentren sometidos a intereses de otras naciones, como pudiera ser el caso de la relación entre España y Alemania, eje central de un sistema de recortes para beneficiar su propio interés siendo necesario para ello el sometimiento de otras naciones, léase España. Los últimos gobiernos que han regido nuestros destinos tal vez reúnan los dos requisitos anteriores ajenos completamente a su destino común lo que al final conduce a la ruina social, moral, cultural, política y económica de una nación. 
  Es por ello que coincido en su mayoría con el mensaje navideño de S.M. el Rey. Solo un necio o un fanático puede coincidir en la totalidad lo que expone otra persona. El sistema político español necesita profundas reformas institucionales, sigo preguntándome para qué sirve el Senado, o la duplicidad de competencias entre Diputaciones y Autonomías, o la aberración de que cada territorio establezca una legislación diferente y diferenciadora del resto de los españoles. Mea culpa, reconozco que para mí un pueblo merece una ley, el resto genera discriminaciones y por tanto injusticias.

El valor

       El verdadero valor es el de aquel, que reconociendo su temor, se enfrenta a la adversidad; el resto, cobardía, locura o temeridad. M.N.

Poema de Lope de Vega al Niño Jesús

      La Navidad celebra el nacimiento, mas este no es un nacimiento cualquiera sino el de alguien, un personaje especial, histórico, admirado o repudiado, cuya figura central atrae a un gran número de creyentes en sus diversas variantes y cada cual lo interpretará a su manera, unos más acertados, otros tal vez menos. Antes que Papa Noel o Santa Claus (uno de ellos) fuese creado por Coca Cola, existía la imagen navideña que se depositaba en ese niño recién nacido en un pesebre y no en un palacio.

      A sus pies muchos han caído enamorados, escritores, soñadores, pecadores, enfermos, necesitados, y entre ellos también se encontraba Lope de Vega, quien no dudó en dedicarle sus poemas.
      
      He elegido al azar uno de ellos pues sus palabras hablan por sí mismas.



Pues andáis en las palmas,
ángeles santos,
que se duerme mi niño,
tened los ramos.

Palmas de Belén
que mueven airados
los furiosos vientos
que suenan tanto:
no le hagáis ruido,
corred más paso,
que se duerme mi Niño,
tened los ramos.

El Niño divino
que está cansado
de llorar en la tierra
por su descanso,
sosegar quiere un poco
del tierno llanto.

Que se duerme mi niño,
tened los ramos.
Rigurosos hielos
le están cercando;
ya veis que no tengo
con qué guardarlo.

Ángeles divinos
que vais volando,
que se duerme mi Niño,
tened los ramos.
Lope de Vega.









Mi reino.


Narración libre basada en el Evangelio de San Juan 18, 33-37. 

En aquel tiempo el gobernador, entrando en la sala, mandó llamar al preso. Atrapado entre dos guardias, medio desnudo, sangrando, golpeado, azotado, humillado, el recién llegado cayó de rodillas ante el todopoderoso señor. Las burlas crecieron despreciando aquella sanguinolenta figura que se arrastraba por el suelo.
El gobernador contemplándolo preguntó: 
– ¿Eres el cabecilla de los que pretenden sublevarse contra la crisis, la tristeza, la mediocridad y la corrupción?
Lo que quedaba de aquel ser, levantando la cabeza preguntó: 
– ¿Dices eso por tu cuenta, o es lo que otros hablan de mí entre susurros, envidias y manipulaciones?
El gobernador, alzando sus cejas y acariciando sus barbas, respondió:  
– ¿Soy de los tuyos? Los sujetos que hablan de ti te han traicionado como se traicionan los sueños con realidades infelices, como se delatan a los ideales que pretenden cambiar el mundo, como se abandonan las esperanzas ante el poder de los supremos señores de la tierra. ¿Qué has hecho?
El Hombre, irguiendo a duras penas sus martirizadas rodillas, se levantó para afirmar:  
– Mi Reino no es de tu mundo. Si mi Reino fuese como el tuyo, mis hombres habrían combatido con las armas de la mentira, la decadencia, las dobles verdades, tráficos de influencias, mitades incompletas de políticas mediocres, de economías sumergidas.
Entonces el gobernador preguntó: 
– ¿Luego tú eres el Rey?
Respondió el Hombre: 
– Tú lo dices, soy Rey de sonetos truncados, de versos encendidos, de gritos al viento, de lamentos que claman desde la indigencia, de endecasílabos que lloran muertos desconocidos, de alejandrinos que sobrevuelan mundos lejanos, de sátiras que recuperan la dignidad de los acosados. Porque no hay más verdad que la verdad del corazón. Todo el que es de la verdad, escucha mi palabra, acompaña mi voz.

Elegía a Javier


Erase una vez un hombre
pegado a una sonrisa
de corazón sincero,
de mirada ligera,
que vivió rápido
y murió deprisa.
Sus ojos eran grandes,
sus manos, generosas,
su piel, morena y curtida,
de vida tenía hambre.
Amaba la vida,
las flores, las rosas,
la buena comida,
las cosas hermosas,
y vivió rápido
y murió deprisa.
Temor no conocía,
tampoco la falsedad,
siempre el corazón ardía
cuando tenía que luchar.
Hoy no te puedo llorar,
tu memoria me ahoga,
me atrapa, me condena,
sonriéndome sin cesar.
Siempre te recordaré
con un cigarro en la boca,
germen de tu enfermedad,
y en tu mano una copa,
sin pasarte del final.
Interrumpida alma,
te imagino en un  lucero,
fugaz y ligero,
acompañando el paseo
la Virgen de la Balma
mientras sigo en el suelo
aplacando mis lágrimas
grises, sin consuelo.
Veo que la luna amanece
de forma diferente
y que el sol anochece
más  alegremente,
cada estrella se mece
brillando reluciente
y todos agradecen
tu presencia sonriente.
Erase una vez un hombre
pegado a una sonrisa
de corazón sincero,
de mirada ligera,
que vivió rápido
y murió deprisa.

Otra España (un poco de historia)




Por cortesía de Comunidad de pueblos hispánicos.


El Virreinato del Perú fue una entidad territorial, integrante del Imperio español, establecida por la Corona española durante su periodo de dominio americano. Fue creado por el rey Carlos I, por medio de la Real cédula firmada en Barcelona el 20 de noviembre de 1542, tras la Conquista del Perú, realizada por las tropas de Francisco Pizarro, tomándose como base a los territorios de las gobernaciones de Nueva Castilla y de Nueva Toledo.

Muchos dicen que el Imperio Inca era el Perú y eso es falso. El actual Perú fue diseñado por España, su cultura, idioma, costumbres, las formas de las ciudades y hasta su nombre ¡PERÚ! fue creación española.







Otra España


Extremadura, Cataluña,
Valencia, Galicia,
otra España,
necesitamos otra España
que huela a caña,
tabaco y brea.
Quiero hermanos
y no enemigos,
quiero amigos
y no vencidos,
quiero sueños
y no venenos,
quiero paz, trabajo, amor,
que el resto viene del rencor.
Juntos somos un pueblo, por separado somos  aldea, un terruño sin vistas al mar, al horizonte, al infinito




http://www.youtube.com/watch?v=a67T3jQ-o_4&feature=fvwrel

Grito de impotencia.


Grito de impotencia de una madre del Colegio Público Emilio Lluch de Náquera (Valencia).

Conozco a la autora, sé que es cierto lo que escribe y por eso lo transcribo. Sé que lo que escribe no lo hace con posits, como el famoso video, ni se puede leer del revés para provocar un chiste. No tiene doble sentido, al contrario tiene solo uno, único directo. Escribe con lápices pequeños de los estuches de sus hijas, en el revés de las notas que traen de la escuela, porque reciclar ya no es un deber o un derecho se ha convertido en una necesidad.

Es una petición, un grito desesperado. Pide a quien corresponda un Colegio nuevo, mejorado, una infraestructura digna para los niños que están sufriendo los parches reventados que otros han provocado.

Quizás si usa los remiendo de los lápices que en otro momento hubiese desechado, quizás si reutiliza las notas de la profe, quizás si come sopa de ajo y pan hecho en casa, con un sobreesfuerzo para sus brazos artríticos, quizás así pueda llegar a fin de mes y, respetando las horas que exige su familia a diario, dedicarse unas pocas a ella.

Quizás si otros que alcanzan a algo más cambiasen su forma de vivir la vida por una nueva donde existiesen límites sensatos, que no altruistas, quizás así volveríamos a experimentar precios justos en la alimentación, en el gas oíl; hace frio, quiere abrigar a sus hijas este invierno.

Quizás si ocurriese eso que llamamos milagro, ¿tiene que explicar cómo ocurren los milagros?, a los demás nos llegaría la oportunidad de decir, con una amplia sonrisa en nuestras caras: Feliz Navidad en espera de un próspero año nuevo.



https://www.youtube.com/watch?v=2YaYeIebaQA







Ser feliz


Hoy es uno de esos días 
en los que desearía 
que mis palabras torpes 
simpáticas y pasionales
llegaran a los pobres, 
a los desheredados, 
a los que ven 
truncadas sus vidas.

Lo digo porque hoy 
me siento bien, 
y me siento bien 
porque soy feliz, 
pese a mediocridades, 
a recortes y bigotes, 
a barbas y corruptelas, 
a críticas y las falsedades, 
se puede ser feliz. 

No tendré techo, 
pero tengo un lucero, 
me robaran el sueldo 
pero quedaran ideales, 
no me gustará la vida, 
pero me guía un sueño, 
no conseguiré un poema, 
pero alcanzaré un silencio. 

Podrán atraparme, 
vencerme, 
aplastarme, 
humillarme, 
pero en mi interior 
jamás podrán derrotarme. 

Quizás muera, 
pero deja al menos, 
que a espada sea. 

Una fe, una palabra, 
bajo el dulce encanto 
de tu mirada.


Mi querida España

          Tal vez parezca una paradoja pero esta canción fue censurada en su tiempo y a la marcha  que llevamos creo que pronto volverá a ser de represaliada. Pobre España de las alas quietas y las vendas negras sobre carne abierta, que tanto necesita versos de poetas que conquisten el cielo. Juglares, cantautores, soñadores, que recorran sus caminos atravesando un pueblo de palabra y piel amarga. Mi querida España levanta la bandera de tus sonetos, la metáfora de tus sueños, la bravura del doncel sobre el caballo de la libertad. Juntos somos un pueblo, separados una aldea. M.N.






Puedes verlo en You Tube pinchando en el siguiente enlace:


http://www.youtube.com/watch?v=T_Oep0h9dCo

Festival EÑE



Del blog: Cervantes virtual.


Por cuarto año consecutivo llega a Madrid el Festival Eñe, la gran fiesta de las letras en castellano.

La inauguración de este encuentro se celebrará hoy en el Instituto Cervantes (Madrid), y el programa general se desarrollará hasta el día 17 en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Contará con nombres tan destacados como Luis Goytisolo, Carmen Riera, Juan José Millás, Ana Pastor, José María Guelbenzu, Pilar del Río, Bernardo Atxaga, Luis García Montero, Enric González, Rafael Moneo y Vicente Verdú, entre otros.

Escritores, editores y lectores de ambos lados del Atlántico se darán cita en un festival repleto de conferencias, conversaciones, debates, lecturas, charlas, talleres, conciertos, performances y actividades para niños. Los autores de proyectos literarios, maquetas o publicaciones acabadas tendrán la oportunidad de mostrar su trabajo a profesionales del ámbito de la edición gracias a la convocatoria de Cuatro editores en busca de autor.

Puedes pinchar en

http://blog.cervantesvirtual.com/festival-ene-2012/
Recorren mis venas las notas de un piano que alimenta el alma como las gotas de rocío alimentan la mañana.
Hermosa melodía de Baptiste Trotignon





Cecilia Testamento

Como nos encontramos en noviembre, mes que en el subconsciente colectivo se encuentra dedicado los difuntos, adjunto deposito en la red un video que encontré por casualidad de Youtube. Se trata de una canción de Cecilia (Testamento), muy interesante. Irónico poema cantado sobre la sociedad que vivimos y que sigue aplicable al entorno que nos rodea. Lo lamentable es que a la señora del último párrafo o no es la que nos presentaron o tal vez  todavía no la conocemos . Hoy igual que ayer, eterna hipocresía española.

La letra no tiene desperdicio, por favor, lee y después escucha la canción.

“En este mi testamento

Pareados (teoría poética)


El pareado o dístico es una estrofa de dos versos que riman entre sí, pudiendo dicha rima ser consonante o asonante, aunque por lo general suele ser consonante. Estos, a su vez, pueden ser pareados de arte mayor o de arte menor y tener ambos versos la misma medida o no.
Por ser la más sencilla de las estrofas se ha usado en los motes y divisas de los escudos, en el Refranero y, por imitación de los alejandrinos franceses, en el Modernismo con versos de catorce sílabas.
Raramente se ha usado en la poesía lírica, aunque sí en la poesía didáctica, la narrativa o la epigramática. También abunda en los estribillos.
En la lírica castellana, pero especialmente en la galaico-portuguesa, se ha usado una composición basada en pareados con estribillo, llamada cosante.

Ejemplos:

Baptiste Trotignon

Recorren mis venas las notas de un piano que alimenta el alma como las gotas de rocío alimentan la mañana.
Hermosa melodía de Baptiste Trotignon
http://www.youtube.com/watch?v=UZlrskWYVQY

Canción del tamborilero o el himno de los Tercios


Para este pequeño admirador del Barroco Literario, así como de la historia de España, no deja de sorprenderme el fragmento de este episodio de Águila Roja. Creo que es el himno de los Tercios y la escena emociona. Solo es libre el hombre que no tiene miedo.


Texto de la canción:

Oponiendo picas a caballos,
enfrentando arcabuces a piqueros
con el alma unida, por el mismo clero,
que la sangre corra protegiendo el reino,
aspa de Borgoña, flameando al viento
hijos de Santiago grandes son los tercios
escuadrón de picas, flancos a cubierto
sólo es libre el hombre que no tiene miedo,
lucha por tu hermano, muere por tu reino,
vive por la paz en este gran imperio,
nunca habrá derrotas, si nos hacen presos,
solo tras de muertos capitularemos.



Este ejército que ves


Hoy pienso en unos versos de D. Pedro Calderón de la Barca, digno sucesor, aunque no tan prolífico, del Fénix español, léase Don Félix Lope de Vega y Carpio. Si bien el poema se encuentra dedicado a la vida de milicia, algunos de los conceptos que aparecen en su interior son extrapolables a las personas que mantienen un ideal de libertad e integridad. Entendamos que se encuentran escritos en el siglo XVII y por tanto son proyecciones de los criterios imperantes en el Barroco español. No obstante reincido en la cuestión que los valores expuestos son, por el hecho en sí mismo, eternos.
En cuanto a la vida de milicia resaltar que no envidio a los profesionales que han elegido esta opción de vida. No se trata esta envidia por los riesgos que puedan sobrevolar sobre sus cabezas, ni por la forma física que se les presupone, ni por sus sueldos, hoy en día tan raquíticos como el que más, sino por esa otra envidia, malsana, que los degrada y corrompe.
Los militares son seres humanos con las mismas virtudes y defectos que el resto de los mortales pero que, al cumplir con lo ordenado, la sociedad los mira como la mano opresora del poder establecido y, si se rebelan contra las injusticias, son adjetivados como golpistas y dictadores. Difícil equilibrio el de estos hombres que nadan entre el desprecio de los políticos y el vacío de sus conciudadanos.
Los ejércitos son necesarios para mantener una mínima seguridad nacional, o sea, de todas las personas y, el resto es ingenuidad o hipocresía, en el peor de los casos. Como personas que son, entre sus tropas desfilan cuadriculados, idealistas, energúmenos, soñadores, imbéciles, intelectuales, genios, vagos y tarados, pero cada cual con su propia identidad dentro de una identidad superior que es la de servir a todos los españoles.
Mas no es nuestro tema el ejército sino los valores acogidos por genial Calderón en su poema. Retomo el tema del barroquismo español que subyace a pesar del tránsito de los siglos. Aquel pesimismo, aquel entregarse a la vida de forma pícara, ese desafío a la muerte ha seguido latente en el subconsciente colectivo. Podemos ver esa extensibilidad en las obras de Goya, el oscurantismo moralista de determinados sectores (también entre los autodenominados “progres”) durante los siglos XIX y XX, así como la picaresca contemporánea, véanse los casos de Andalucía, o algunas manipulaciones políticas de los últimos años.
Frente a esa crisis española del XVI, en cierta manera también del XXI, encontramos unos hombres que se rebelan aportando nuevos planteamientos que afectan en gran medida a las personas. Valores como el honor, la honradez, la libertad, la cortesía, la constancia, la humildad les permite enfrentarse con la cabeza bien alta ante la decadencia española, el tránsito de la vida a la muerte y la dignidad como personas.
Los tiempos serán diferentes, las penurias también, pero la dignidad humana siempre seguirá luchando por salir adelante. ¿Qué mejor república, me refiero a cosa pública y no a forma de gobierno, que aquella en la que se respeta antes la dignidad de la sangre que la del traje?
Calderón defiende la nobleza que se adquiera frente a la que se hereda,  la pobreza honrada frente a la riqueza heredada, el compañerismo frente al consumismo (esto último lo añado yo).
No me enredo más en estas lides y dejemos a continuación el poema, para deleite de quien lo recite y quien lo analice.

Este ejército que ves
vago al yelo y al calor,
la república mejor
y más política es
del mundo, en que nadie espere
que ser preferido pueda
por la nobleza que hereda,
sino por la que él adquiere;
porque aquí a la sangre excede
el lugar que uno se hace
y sin mirar cómo nace
se mira cómo procede.
Aquí la necesidad
no es infamia; y si es honrado,
pobre y desnudo un soldado
tiene mejor cualidad
que el más galán y lucido;
porque aquí a lo que sospecho
no adorna el vestido el pecho,
que el pecho adorna al vestido.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás
tratando de ser lo más
y de aparentar lo menos.
Aquí la más principal
hazaña es obedecer,
y el modo cómo ha de ser
es ni pedir ni rehusar.
Aquí, en fin, la cortesía,
el buen trato, la verdad,
la firmeza, la lealtad,
el honor, la bizarría,
el crédito, la opinión,
la constancia, la paciencia,
la humildad y la obediencia,
fama, honor y vida son
caudal de pobres soldados;
que en buena o mala fortuna
la milicia no es más que una
religión de hombres honrados.
Pedro Calderón de la Barca.







Poemario

Un poema es un sueño que sobrevuela el corazón humano con alas de libertad, versos rotos en vuelos de flagrante inmensidad, conjunto de palabras que iluminan un alma llena de oscuridad.

Sor Ye - Yé.


A continuación transcribo la canción Quiero de la película Sor Ye-Yé. Reconozco que resulta algo ingenua para el mundo en que vivimos, pero ¿a quién demonios se le ocurre decir que todo es complicado?
La publico porque la considero, en cierta medida, vitalista, superflua, cierto, pero a veces deberíamos tomar la vida de ese modo. La comparto por los que necesitan recordar su letra, por los que lo han pasado mal durante la semana, por los que sufren, por los que lloran, por los que se encuentran asfixiados por una sociedad repelente. Al final de la letra dejo el enlace por si alguien la quiere escuchar.
Mis mejores y más ingenuos deseos para todos, amigos y enemigos. Para los amigos por alegrarles la vida, para los enemigos por cambiarles algo compartiendo una pequeña sonrisa. Quizás en esa luna ya se vayan tus penas y tus dudas de una vez. Buen principio de semana.

Hoy todo lo veo
color de rosa,
mi mundo absurdo
cambio de forma.
Quiero vivir,
quiero ser libre,
quiero mil cosas,
y las tendré. 
Y las tendré
porque la tierra
la siento mía,
el mar y el cielo,
la luz y el día.
Quiero bailar,
quiero canciones,
quiero caricias
y no pensar,
y no pensar.
Quiero disfrutar
de cada instante que pasa,
quiero acariciar
lo que este mundo me da
y aprovechar esta noche
hasta el minuto final.
Quiero bailar,
quiero canciones,
quiero caricias
y no pensar,
y no pensar.
Quiero disfrutar
de cada instante que pasa
quiero acariciar
lo que este mundo me da
y aprovechar esta noche
hasta el minuto final










Se dice


      Se habla, se dice, se cuenta, que un poema escapó con una sonrisa. Vil crimen de quien quiere ser feliz cuando todo gira alrededor de la prima, la sobrina y la tía de una señora que no hemos invitado. Inmoral dama que pretende alegrar la vida conquistando sueños, palabras, versos.  Perversa Dulcinea de ligeros cascos que desprecia a poderosos, ricos, y malhechores del párrafo extendido.

      Cuenta Enrique Jardiel Poncela que “el humorismo es el zotal de la literatura”, certeras palabras de tan magno maestro.  La vida exige una perspectiva diferente a la que pretenden imponer. Seamos cautos en nuestras reacciones y vivamos la vida sin perjuicio de ser felices. ¿Indigestiones? Ya vendrán. Ahora vivamos que por morir ya moriremos en otro momento.


No eran


No eran reyes
pero conquistaron.
No eran santos
pero perdonaron.
No eran la luz
pero iluminaron.
Se rieron
de vida y muerte
y al azar
dejaron su suerte.
Eran bebedores
de amargos vinos
y dulces sinsabores
No eran sabios
pero  lo aprendieron.
No eran los mejores
pero mejoraron.
No querían morir
pero los mataron.
Eran soñadores,
de bellos sueños
y palabras fugaces.
Eran tristes truhanes
de versos redondos
y luceros brillantes. M.N.
Cuando el amor recorre tus venas, la eternidad empapa el alma con fragancias de felicidad. MN

Verde embeleso



Verde embeleso de la vida humana,
loca esperanza, frenesí dorado,
sueño de los despiertos intrincado,
como de sueños, de tesoros vana;

alma del mundo, senectud lozana,
decrépito verdor imaginado;
el hoy de los dichosos esperado,
y de los desdichados el mañana:

sigan tu sombra en busca de tu día
los que, con verdes vidrios por anteojos,
todo lo ven pintado a su deseo;

que yo, más cuerda en la fortuna mía,
tengo en entrambas manos ambos ojos
y solamente lo que toco veo.
Sor Juana Inés de la Cruz

Lectura del día


    Lectura del día. ¿A quién irá dirigida? ¿Banqueros? ¿Políticos? ¿Grandes empresarios? Interesante reflexión para el mundo contemporáneo. Ni añado, ni quito, simplemente transcribo cual amanuense medieval:

Carta del apóstol Santiago 5, 1-6
   “Ahora, vosotros, los ricos, llorad y lamentaos por las desgracias que os han tocado.
   Vuestra riqueza está corrompida y vuestros vestidos están apolillados. Vuestro oro y vuestra plata están herrumbrados, y esa herrumbre será un testimonio contra vosotros y devorará vuestra carne como el fuego.
   ¡Habéis amontonado riqueza, precisamente ahora, en el tiempo final!
   El jornal defraudado a los obreros que han cosechado vuestros campos está clamando contra vosotros; y los gritos de los segadores han llegado hasta el oído del Señor de los ejércitos. 
   Habéis vivido en este mundo con lujo y entregados al placer. Os habéis cebado para el día de la matanza. Condenasteis y matasteis al justo; él no os resiste."

Lope de Vega


Famosa armada de estandartes llena,
partidos todos de la roja estola,
árboles de la fe, donde tremola
tanta flámula blanca en cada entena;

   selva del mar, a nuestra vista amena,
que del cristiano Ulises la fe sola
te saca de la margen española,
contra la falsedad de una sirena,

   id, y abrasad el mundo, que bien llevan
las velas viento, y alquitrán los tiros,
que a mis suspiros y a mi pecho deban.

   Segura de los dos podéis partiros,
fiad que os guarden, y fiad que os muevan:
tal es mi fuego, y tales mis suspiros.
Lope de Vega.




Redondito Ubú. (cuento breve)


Erase una vez un sueño bajito, patizambo, más ovalado que redondo, todo Ubú. Sus ojos eran amorfos, con el derecho miraba contra el gobierno, con el izquierdo contra la oposición. Cuando se dirigía hacia ti no sabías si miraba de frente o de espaldas.
Viajaba en el tren de la mediocridad rumbo a ciudad Feliz, próxima a la saturada ciudad Desilusión. El mercancías estaba repleto de pelotazos, erotitonos y aspirantes a electricistas, cuando se detuvo porque el puente Esperanza había sido destrozado por el huracán Crisistísica. Los viajeros descendieron y deliberaron cuál sería la solución para llegar a su destino. El maquinista aconsejaba esperar que llegase la brigada reparadora, no tardaría mucho y saldrían de allí como si no hubiese sucedido nada. Nuestro amigo, desconociendo el motivo que le empujaba hacerlo, marchó con los que preferían cruzar el precipicio continuando a píe el trayecto. Cuentan las Crónicas que los huesos de los que permanecieron fueron devorados por lobos y buitres.
Redondito siguió a los que aparentaban ser más avispados que optaron por atajar a través de una senda que descendía hacia las profundidades rocosas.  Tan mala fortuna tuvo que su  peculiaridad física le hizo tropezar rodando hasta quedar colgado boca abajo en un matorral del acantilado. Desde allí contempló cómo se despeñaron los que quisieron avanzar por atajos intransitables. Nadie acudió en su rescate por lo que al cabo de unas horas, muchos esfuerzos y magulladuras, consiguió salir reptando. Sus piernas, que antes parecían hermosas, se habían deformado por el trauma.
Desconcertado, cegado por el sol, medio cojo, buscó en su interior algún manual de supervivencia. Al no encontrarlo rastreó los pasos de quienes le precedieron. No quedaba mucho de ellos, pues el tiempo, el olvido y las alimañas se encargaron de borrar cualquier camino que le permitiese traspasar el abismo.
Armado de paciencia y contemplando a unos pocos que transitaban por un camino, también pedregoso, pero al menos amplio para todos, siguió para seguirlo hasta llegar al cruce del río. Allí, unos recortadores de maderas, flores y cuanto guiase a la salida, intentaron impedirles el paso. Exigían cuotas duras a quienes intentaban salir del atolladero, pedían lo que llevaban encima y no satisfechos quisieron exigir más. Hay quienes optaron por pagar el peaje pero jamás lograron subir pues tanto habían cedido que les fallaron las fuerzas, la dignidad y la resolución. Se dice que regresaron para convertirse en los siervos del peaje.
Como nuestro pequeño sueño había perdido en su caída cuanto llevaba encima, eligió irse con otro grupo que afirmaba ser posible salir de allí por la vereda de las Recuperaciones. Era difícil pues los Recortadores habían intentado borrarla del mapa, pero algunos recordaron lo que una vez fue un camino ahora abandonado y mustio.
El terreno era escabroso y en su ascensión muchos cantos de sirenas les atraían de nuevo al precipicio. Sus hermosos sones hablaban de lo bueno que había sido todo, de que las cosas seguían igual, que en la cumbre debían esperar que se reparara la única vía posible. Poco a poco fueron quedando menos e incluso una mala hierba atrapó los pies de Redondito que cayó de bruces dándose un sonoro golpe en la frente. Las malas hierbas siempre evitan que avances.
En la cumbre surgió de nuevo la discusión: esperar a los reparadores o continuar caminando por otra vía. El grupo se dividió, unos permanecieron en el lugar del corte, otros siguieron por el trazado alternativo. Fue larga la caminata, muchos días transcurrieron bajo el sol y Redondito sudó la gota gorda, tanto que había quedado casi en los huesos. Hay quienes no pudieron continuar pero nuestro amigo estaba hasta las narices de aquel calor agobiante, de tantos cambios sin solución, y recordó que alguna vez fue feliz por lo que siguió a los que iban delante de él.
No recuerda con exactitud cuántos días tardaron en llegar, pero un amanecer, con el sol de cara, los agotados peregrinos vislumbraron los altos torreones de ciudad Feliz. Sus habitantes, conocedores de las penalidades acaecidas, salieron en tropel a recibirles. Palmas, ramos de olivos, serpentinas de colores, invitaban a la celebración. Estaban sorprendidos de semejantes festejos pero el mayor sorprendido fue Redondito pues las mujeres susurraban algo parecido a lo hermoso que era y, los niños, admirados querían imitarle. Se detuvo ante un escaparate que devolvía la imagen de un sueño elevado, de un hombre respetado, no por sus ropajes sino por su porte gallardo. Entonces comprendió que los matorrales donde permaneció colgado habían rectificado sus piernas, que había adelgazado caminando bajo el sol, que su mirada taciturna se había enderezado por el golpe del camino.
Ya no era el mismo sueño que una vez partió de ciudad Decadentia, sus aspiraciones habían cambiado y sus deseos se habían elevado. Por una vez en la vida estuvo orgulloso de sí mismo y de los nuevos amigos que había conseguido en su aventura.






-Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

A la Virgen de los Desamparados


A continuación transcribo dos poemas escritos por encargo y dedicados a la Virgen de los Desamparados. Accedí por la persona que los pidió y por la devoción a Nuestra Señora la Virgen de los Desamparados. Fueron leídos por las Reinas Infantil y Mayor de las fiestas del barrio de San Rafael, de Tavernes Blanques, durante la ofrenda de flores realizada el domingo, día 2 de septiembre de 2012. Se encuentran escritos en valenciano lo cual entraña una especial dificultad por no ser mi lengua de uso común. Tras la alegría inicial y los esfuerzos adicionales, el resultado es el que se puede leer a continuación. La traducción al castellano se encuentra al final del documento. No soy quien para juzgarlos pero sí para afirmar que se encuentran elaborados con mucho cariño y devoción. Deseo que guste o, al menos, no disgusten.


– I –

Mare de Déu dels Desamparats
Mareta meua, mareta nostra.

Mare dels iaios que ens recorden
els seus costums i tradicions,

Mare dels pares que mantenen
vius els valors i les il.lusions
per ser bons i devots cristians.

Mare dels joves i dels xiquets
que ofereixen estudis i jocs
a la més bonica devoció
que en la Terra Déu ens ha donat.

Ací t’oferim les nostres flors
plenes de força, llum i colors
embargats de gran emoció
que sorgix dels nostres sincers cors.

Roses rotges de la passió
que tots els valencians senten
per la mare geperudeta
i que es depositen als teus peus
amb gran respecte i admiració.

Grocs, simbols de la riquesa
que en la nostra ànima desborda
al contemplar tanta bellesa
que reflecteix l’amor de Déu.

Verds rebossants de l’esperança
que tot un poble deposita
en la flor plena de puresa
que ens ama i ens abraça.

També tenim els colors morats
que són prena del nostre agraïment
quan en els moments de tristesa
no ens has deixat desamparats.

Eixos ulls tenen tanta dolçor
i és la teua cara tan bonica,
que no em canse de mirar-te,
de contemplar-te i d’admirar-te
oblidant qualsevol dolor.

Vulguera donar-te moltes flors
i engalanar els nostres carrers
amb rics brocats i banderoles
d’este poble que t’ha enamorat.

Vulguera cantar-te una cançó
i que toquen moltes campanes,
llançant al cel els seus sons
d’este poble que has emparat.

Vulguera ser com un somni,
que furtara a les estreles
la nit del foc, el foc de la nit
d’este poble que has protegit.

Vulguera donar moltes coses:
joies, flors, moltes cançons, riqueses.
mes no puc, poques coses tinc.
Només puc oferir-te la meua oració
per tots els que venim ací
i pels que ací no han vingut,
perquè d’allò més segur
que tots junts el senten
amb profunda devoció
quan criden:

Taverners, tots a una veu
Vixca la Mare de Deu!!!




– II –


Verge dels Desamparats,
font del més pur amor,
got d’insigne devoció,
mareta del Bon Pastor,
reina de la  nostra oració
eres el major tresor
que tot un poble ha somiat,
que tot un regne ha conquistat.

Portant roses i clavels,
assussenes i lliris,
tot el barri de Sant Rafel
ací ha vingut als teus peus
per a donar les seues ofrenes
a la dolça mare de Déu.

Presa aquests rams de flors
que t’oferim amb el cor.
Presa nostres il.lusions,
nostres fatigues, les nostres veus
que et donen sempre gràcies
per tants i tants favors
que solamente coneix Déu.

Perquè quan en l’horitzó
apareixen negres nuvolots,
quan la freda foscor
ens ofega en la seua tristesa,
quan arriben els mals rumors,
quan les penúries vénen al món,
el poble, trist i malferit,
la seua pregària alça als cels,
confiant que ha sigut escoltat,
confiat que ha sigut emparat
per la reina dels Àngels
per la Mare dels Desamparats.

Mare et vull demanar
pels angelets no nascuts,
per totes les famílies
que patixen dificultats
econòmiques, socials,
físiques i morals;
pels dements i els malalts;
pels ancians abandonats
en les seues residències;
pels matrimonis trencats;
pels que ploren en soletat;
pels que necessiten consol,
refugi, pau i caritat.

Perquè sapiem donar
tot el que necessiten
i on no podem arribar
que els protegisca el teu mant
sempre protector i emparat
per la santa mà del teu Fill.

Mare meua intercessora
sempre atenta, sempre pendent
ara i qualsevol hora,
que mai  s’ha pogut dir
que cap de què a tu acudixen
ha quedat desamparat.

Mare meua bondadosa
tot un Déu en tu s’ha fixat,
en la teua bellea graciosa,
en la teua efígie sobirana,
en els teus ulls celestials,
en el teu somriure sultana,
en la teua cara acollidora,
Senyora de la Pietat,
Mare dels Desafortunats.

Podria passar molt de temps
recitant els teus encants,
els teus dons, les teues gràcies,
però hui mareta no puc,
tinc el cap en un altre lloc,
i tinc els ulls plens de plors.
Tu com a mare, em comprens
perquè la meua xiqueta,
tota ella com una flor,
a la Geperudeta,
li ha entregat el seu cor.
Verge santa, Mare bella,
el meu cor va amb ella,
la meua ànima, el meu ser,
tot el meu cos tremola,
embargat per l'emoció
de veure la meua filla,
amb cristiana devoció
i et done mil gràcies
per esta visió.
Gràcies Mare admirable,
digna de veneració,
gràcies Mare amable,
gràcies Mare del Creador,
Mare auxili dels cristians,
reina de tots els sants,
Taverners tots a una veu
Vixca la mare de Déu.



TRADUCCION
Al intentar “pensarlos”, originalmente, en valenciano, la traducción al castellano “difiere” a los matices originales. He intentado realizar la traducción respetando el texto original en la medida de lo posible.

– I –

Madre de los Desamparados
Madre mía, madre nuestra.

Madre de los abuelos que recuerdan
sus costumbres y tradiciones.

Madre de los padres que mantienen
vivos, valores e ilusiones
por ser buenos y devotos cristianos.

Madre de jóvenes y chiquillos,
que ofrecen estudios y juegos
a la más bonita devoción
que en la tierra Dios nos ha dado.

Te ofrecemos nuestras flores,
llenas de fuerza, luz y colores,
embargados de gran emoción
que sale de nuestros corazones.

Rosas rojas de la pasión
que todos los valencianos sienten
por la madre geperudeta (*)
y que se depositan a tus pies
con gran respeto y admiración.

Amarillos, símbolos de la riqueza
que en el alma desborda
al contemplar tanta belleza
que refleja el amor de Dios.

Verdes rebosantes de esperanza,
que todo un pueblo deposita,
en la flor llena de pureza
que nos ama y abraza.

Tenemos colores morados,
prenda de nuestro agradecimiento,
cuando en los momentos de tristeza,
no nos has dejado desamparados.

Esos ojos tienen tanta dulzor
y es tu cara tan bonita
que no me canso de mirarte,
de contemplarte y de admirarte,
olvidando cualquier dolor.

Quisiera darte muchas flores,
y engalanar las calles
con ricos bordados y banderas
de este pueblo que te ha enamorado.

Quisiera cantarte una canción
y que toquen muchas campanas,
lanzando al cielo los sonidos
de este pueblo que has amparado.

Quisiera ser como un sueño
que robara a las estrellas
la noche de fuego, el fuego de la noche
de este pueblo que has protegido.

Quisiera dar muchas cosas,
joyas, flores, canciones, riquezas,
pero no puedo, pocas cosas tengo.
Solo puedo ofrecerte mi oración,
por los que aquí han venido,
por lo más seguro
que todos juntos sienten
con profunda devoción
cuando gritamos:
Taberners, todos a una voz,
Viva la Madre de Dios.



– II –

Virgen de los Desamparados,
fuente del más puro amor,
vaso de insigne devoción,
madre del Buen Pastor,
reina de nuestra oración
eres el mayor tesoro
que todo un pueblo ha soñado,
que todo un reino ha conquistado.

Llevando rosas y claveles,
azucenas y lirios,
todo el barrio de San Rafael,
ha venido a tus pies
para dar sus ofrendas
a la dulce madre de Dios.

Toma estos ramos de flores
que te ofrecemos de corazón.
Toma nuestras ilusiones,
nuestras fatigas, nuestras voces,
que te dan siempre gracias
por tantos y tantos favores
que solamente conoce Dios.

Porque cuando en el horizonte
aparecen negros nubarrones,
cuando la fría oscuridad
nos ahoga en su tristeza,
cuando llegan los malos rumores,
cuando las penurias vienen al mundo,
el pueblo, triste y malherido,
su plegaria alza a los cielos,
confiando que ha sido escuchado,
confiado que ha sido amparado,
por la reina de los ángeles,
por la madre de los Desamparados.

Madre te quiero pedir
por los angelitos no nacidos;
por todas las familias
que padecen dificultades
 económicas, sociales,
físicas y morales;
por los dementes y los enfermos,
por los ancianos abandonados
en sus residencias;
por los matrimonios rotos,
por los que lloran en soledad;
por los que necesitan consuelo,
refugio, paz y caridad.

Para que sepamos dar
todo lo que necesitan
y donde no podamos llegar
que les proteja tu manto,
siempre amparador y amparado
por la santa mano de tu Hijo.

Madre mía intercesora
siempre atenta, siempre pendiente,
ahora y cualquier hora,
que nunca se ha podido decir
que ninguno de los que a ti acuden
ha quedado desamparado.

Madre mía bondadosa,
todo un Dios en ti se ha fijado.
en tu belleza graciosa,
en tu efigie soberana,
en tus ojos celestiales,
en tu sonrisa sultana
en tu cara acogedora,
Señora de la Piedad,
Madre de los Desafortunados.

Podría pasar mucho tiempo
recitando tus encantos,
tus dones, tus gracias,
pero hoy madrecita no puedo,
tengo la cabeza en otro lugar,
y tengo los ojos llenos de lagrimas,
tú como madre, me comprendes
porque mi chiquilla,
toda ella como una flor,
a la Geperudeta, (*)
le ha entregado su corazón,
Virgen Santa, Madre bella,
mi corazón va con ella,
mi alma, mi ser,
todo mi cuerpo tiembla,
embargado por la emoción
de ver a mi hija,
con cristiana devoción
y te doy mil gracias
por esta visión.
Gracias Madre Admirable,
digna de veneración,
gracias Madre Amable,
gracias Madre del Creador,
Madre auxilio de los cristianos,
reina de todos los santos.
Taberners, todos a una voz,
viva la madre de Dios.

(*) Titulo cariñoso con el que los valencianos denominamos a la Virgen. Traducción literal sería, si no me equivoco, jorobadita. Se la llama así por la forma peculiar que tiene la imagen. En su orígenes se trataba de una imagen de la dormición de la Virgen, que al ser elevada adquiere esa peculiar forma.





Presentación en Valencia.

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs