Entradas

Mostrando entradas de abril, 2012

Paradoja

Imagen
Paradoja: En literatura la paradoja es una figura retórica que consiste en la unión de dos ideas que en apariencia parecen imposibles de concordar. Su función es invitar a la reflexión. Pongamos varios ejemplos: “Así es su complicada sencillez”; “sueño despierto cada día”; “muero por vivir y no vivo más que para morir”. A continuación algo que parece un chiste mas, por desgracia, no lo es. Llega un sacerdote católico y, con su cara bondadosa y oronda, llena de felicidad, no habla de la situación en que vivimos, de lo mal que está todo y de que es necesario cambiarlo. Después viene un pastor protestante, entiéndase luterano, calvinista, anglicano, presbiteriano, etc., nos predicará lo mal que están las cosas e insiste en que hay que cambiar el mundo. Un religioso de cualquier otra religión, con todos mis respectos y siempre bajo su perspectiva, procederá de igual manera manteniendo lo necesario que es cambiar cuanto nos rodea. Cualquier ONG, católica o no, nos mostrará el tremendo abismo que…

La persona como eje de la sociedad

Imagen
Reflexión personal.
Dice el saber popular que cada persona es un mundo y esto es una gran realidad. La cantidad de factores que influyen en el ser humano es tan variada que convierten a cada individuo en un ser único, autónomo, diferenciado y con un complejo universo interior, completamente ajeno al resto de sus congéneres. Las circunstancias biológicas, físicas, sociales, culturales o afectivas determinaran el comportamiento de cada uno de ellos.             Querer analizar, o tal vez juzgar, desdichada practica demasiado común entre los humanos, el comportamiento de un ser aislado carecerá de sentido si no analizamos a priori sus diferentes variables. La mayoría de los mortales obviamos este punto para convertir a nuestro semejante en el punto de mira de un fusil moral cargado con pensamientos injustos y que, con toda probabilidad, empleamos condicionados por nuestras premisas que no son, ni por asomo, objetivas.             La sociedad, el mercado, los medios de comunicación y de cont…

Desde mi isla

Desde mi isla veo pasar las tormentas día tras día, corazones rotos y sueños abandonados. Violentos  huracanes que enfrentan a unos con otros por cuestiones tan materiales o prosaicas como puede ser el dinero, la política o, en definitiva, el poder. Tanto deliberan nuevos argumentos para desacreditar al contrario que ninguno cae en el pequeño detalle de construir palabras armoniosas para salir adelante, rimas balbuceantes para seres ambulantes entre sórdidos callejones plagados de contenedores y podredumbre. Desde mi isla veo pasar corazones perdidos, sin horizonte, vidas que se consideran destrozadas por abandonos e incomprensiones, soledades y melancolías de sueños fugaces, tan fugaces como la existencia que se escapa día a día, hora a hora, segundo a segundo. Malas noticias: mientras pierdes el tiempo leyendo estas palabras nostálgicas niegas a tu vida segundos para amar un nuevo mañana, un nuevo amor. Veo, y sigo viendo tras el grueso cristal de mis ojos miopes, esos sueños abandon…

Redondillas de Diego de Silva y Mendoza.

Tienen el alma rendida, mal natural porfiado, bien violento y acabado, tu muerte y mi triste vida.
De ir levantando y cayendo, ¡Cuánto ha que pudiera huir!, si hubiera sido morir lo que ha sido estar muriendo.
Nada oso desear, mucho pudiera pedir, si como se usa morir se usara resucitar.
Mi desdicha conocida, porque a morir no me acierte, dando mi vida a la muerte, dio a la muerte en mi vida.
La pena no se deshace, de todo aumento recibe, que en vida que no se vive de si la muerte renace.
Porque no durará más, también probará a matarme, si no pensara alejarme tan lejos de donde estás.
Mas si el amor que vive en ti muerte no le desordena, no debes de estar sin pena de la que dejas en mí.
Que cuando le considero, me consuelo y me fatigo, y por vivir me persigo y de no morir me muero.
La muerte no te deshace; quien te tiene el mal suspende. Contigo ¿qué no se aprende? ¿Quién sumisión no te hace?
Morir determino, quiérelo un desvío, que para fin mío inventó …

Soneto

Imagen
Soneto Soy como me ves, ni más, ni menos, ni menos ni más que un simple soñador, triste españolito muy poco hablador, que en ocasiones tiene días amenos
y otros torpes, con sus rayos y truenos. Un aprendiz de poeta y de narrador                     que cuenta historias que halla a su alrededor, aunque sean tan agrias como el veneno.
Hidalgo de la palabra truncada Navarro con su origen valenciano tengo alma por la vida maltratada
y si por ganar algo, poco gano, al menos no me manden puñalada a este neófito, de letras profano. Miguel Navarro (21 de abril de 2012)










Imagen

La Pasión

Adoro la Pasión.
Adoro la Pasión, locura del hombre, genialidad de Dios. Ardiente noche ensombrecida por la oscura pasión, entregando el cuerpo preludiando un adiós Un poder y no querer, un querer y no poder traspasar los límites que marca la razón; romper toda regla oculta y triste pena que oprime el corazón, elevarse al cielo desde lo más profundo de cualquier infierno. Alma enamorada, cierva buscando el agua por sendas perdidas ocultas a la razón hasta llegar al arroyo de fuentes tan clara como claras son tus miradas, a pesar del pecado a pesar del dolor. Bendito pecado que proporciona la salvación Alabo la pasión, que fue entregada con una sutil oración, bella melodía repetida noche y día. Noche de pasión día de dolor fruto de salvación. Amor fugaz y perdido que arde prendido en llama de pasión. Piel mancillada con aviesa intención, fruto amargo y secreto que libera el cuerpo de su mediocre virtud. Palabras susurrantes que en la noche prometen lo que ni quieren ni pueden, lo que…

Antonio Mingote

Imagen
Ha fallecido Antonio Mingote (d.e.p.)  a los 93 años. Sirvan estas palabras como uno de tantos homenajes a tan genial creador. El periódico ABC, al que estuvo muy vinculado durante 59 años, le ha dedicado uno de los artículos que mejor la representan. A continuación reproduzco  algunas frases que aparecen en el citado artículo y que merecen destacarse en la persona de Mingote:
Nadie derramó tanto prodigio en vida. Nadie fue tan generoso con el prójimo. Antonio Mingote era un extraterrestre que amerizó desde la constelación Trabaja, Idiota, y No Pares. Sentía Mingote la vida ora con la tierna timidez del niño que observaba gamusinos mientras acudía a misa de doce cada domingo ora con la bendita paciencia del domador de fieras. Resumía un editorial en una viñeta desde su independencia y su amor por la libertad, el auténtico bálsamo de fierabrás contra conjuros, exorcismos, hechicerías, encantamientos, demonios familiares, brujerías, maleficios.. Lo raro era vivir, y mientras hablaban …

Etiquetas

Mostrar más