Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2013

"La taberna del cielo" de D. Antonio Villegas

Imagen
Como en otras ocasiones, hoy toca el turno y reproduzco, del blog DOCE LINAJES DE SORIA, un relato que me parece de interés, ameno y original. Es obra de D. Antonio Villegas González. Recomiendo entrar en este blog al igual que recomiendo la obra del Sr. Villegas tanto de su libro "Hierro y Plomo: Cuentos de los Tercios Viejos", como su FB Héroes olvidados y el Blog “La pluma y la espada”. En un lateral de la página podéis encontrar el acceso a ambos sitios. Mis felicitaciones para el autor.
LA TABERNA DEL CIELO. POR D. ANTONIO VILLEGAS GONZÁLEZ.
En una esquinita del cielo, algo oculta y escondida,  hay una taberna. Es  lugar algo oscuro… iluminado tan solo por velas de sebo, candelabros de hierro  y por las llamas rojas y amarillentas  de la chimenea sobre la que siempre se están asando cochinillos, perdices, conejos o algún puchero bien colmado de garbanzos y  tocino. ¡¡Que no se diga que en la Taberna del Cielo la clientela pasa hambre!! Ya bastante pasaron los pobres al…

Si un día

Si un día la tristeza te aflige, si una pesadilla te persigue y si un demonio te maldice, no temas, ni huyas, ni des la espalda, que todo aquel que la espalda da, perdida tiene la batalla.
No dudes, desenvaina la espada, vuelve, ríe, alza la mirada, y, en fiero combate, abre con fuerza tu alma para que por ella entre
el sol de la mañana. Miguel Navarro

Es nochebuena.

La historia que a continuación relato no es original, me ha llegado como llegan cientos de correos variados a nuestro mail, desconociendo quién puede ser el autor. He realizado alguna matización, breve, pero considero aclaratoria y manifiesto que no es de mi autoría. Sencillamente me ha gustado y la transcribo:
Es Nochebuena. El niño despierta mirando para todos lados, como buscando algo. Lo primero que ve es a su mama y con un gesto de duda le pregunta:   – ¿Dónde está papá? Su madre, abrazándolo y besándolo, le contesta:    – Papá…, se fue a trabajar. Y al niño le invade un silencio y, con inmensa tristeza, vuelve a preguntar:   – ¿Y por qué papá tiene que irse todos los días y además, a veces, está tanto tiempo sin venir a casa? La madre, con un gesto de amor y orgullo, le contesta:    – Porque es militar. Mientras le viste, el niño vuelve a mostrar su curiosidad y pregunta:
– Mamá, ¿qué es un militar?                 Ella contesta: – Es un hombre que da su vida por otros, es aq…

If de Kipling

Imagen
If—
If you can keep your head when all around you
Are losing theirs and blaming it on you;

If you can trust yourself when all men doubt you,
But make allowance for their doubting too;

If you can wait and not be tired by waiting,
Or, being lied about, don't deal in lies,
Or, being hated, don't give way to hating,
And yet don't look too good, nor talk too wise;

If you can dream—and not make dreams your master;
If you can think—and not make thoughts your aim;
If you can meet with triumph and disaster
And treat those two imposters just the same;
If you can bear to hear the truth you've spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to broken,
And stoop and build 'em up with wornout tools;

If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss;
If you can force your he…

Con Blas Muñoz

Imagen
Con el poeta Blas Muñoz Pizarro, premio de la crítica Valenciana 2012



La vida es como un barco

Imagen
“La vida es como un barco que puede permanecer en el puerto anclado, aferrado a su tierra, a su rutina, a su pasado, con sus defectos y pequeñeces, o bien puede desplegar las velas para adentrarse en el océano, aún a sabiendas del riesgo que lleva, atravesando el horizonte y conquistando nuevos mundos. Tú decides.” Miguel Navarro

Guillén de Castro. Estudio analítico de su obra.

Guillén de Castro
En pleno mes de mayo, con el aire de levante por montera, qué mejor argumento que repasar la vida de un valenciano genial, algo olvidado y un poco abandonado entre archivos y bibliotecas, con un poco de suerte y bastante desdicha. Guillén de Castro es el típico escritor, algo aventurero, por necesidad de poderoso caballero, que lucha contra los corsarios moros, recorre media Italia y tras algún paréntesis valenciano, emigra a Madrid para desarrollar una importante actividad literaria. Algunos autores le han considerado tan sólo como un discípulo de Lope de Vega, mediocre o brillante, según el autor, y como el escritor por excelencia de “Las Mocedades del Cid” Ambas afirmaciones cabe relativizarlas mucho a la luz de los estudios más actuales: las aportaciones, por un lado, de la crítica americana (Wilson, Weiger...) y, por otro, los trabajos de investigación sobre el papel de la Escuela Valenciana en el nacimiento de la comedia barroca. Por un lado, Guillén tiene su p…

Etiquetas

Mostrar más